AG Noticias
Ciencia-y-Tecnología

Acacia negra: el árbol que se expande como una maleza

Un estudio de la Facultad de Agronomía de la UBA demostró que es una especie invasora con gran capacidad de adaptación genética, y a la vez un grave problema ecológico y productivo.

La acacia negra (Gleditsia triacanthos) es una especie arbórea que se introdujo a la Argentina desde Estados Unidos a principios del siglo 19 y que, con el paso de los años, se convirtió en una especie invasora muy agresiva en diferentes ecosistemas desde Buenos Aires hasta Tucumán y desde Córdoba a la Mesopotamia.

Según un informe elaborado por investigadores de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (Fauba), hoy ya se ha convertido en una pesadilla para los productores agropecuarios, debido a que avanza rápidamente sobre tierras productivas y los costos de erradicarla son muy elevados.

“En nuestro país, la acacia negra ocupa una extensión similar a la de EE.UU., incluyendo ecosistemas que van desde los pastizales pampeanos hasta los montes semiáridos cordobeses o las selvas de las yungas tucumanas”, señaló Pedro Tognetti, docente del Departamento de Métodos Cuantitativos y Sistemas de Información de la Fauba, al servicio de divulgación científica “Sobre la Tierra”.

Perjudicial

Según el investigador, las razones por las que esta planta es tan exitosa como leñosa invasora de los diferentes biomas son dos: está adaptada para germinar en las condiciones típicas de cada ambiente y posee una gran capacidad de ajustarse a la variabilidad del ambiente y seguir creciendo.

“En todos los experimentos, la tasa de germinación superó el 70 por ciento. La Acacia negra es, virtualmente, una máquina de germinar”, puntualizó.

Tognetti señaló que el ingreso de G. triacanthos al país sucedió a partir de 1800, con la colonización europea, cuando la Región Pampeana era un océano de pasto sin árboles y comenzaba a ser necesario alambrar los campos y construir cercos.

“Ahora hay muchos cultivos, pero en ese momento el impacto sobre los pastizales de estos árboles tan grandes y con raíces profundas fue inmenso para el balance de carbono, la dinámica del agua y la vida de otras especies vegetales y animales, entre muchos otros procesos Actualmente, es un problema grave para la conservación y la producción”, afirmó.

Y continuó: “Si 200 años parece mucho tempo, aconsejo entrar a Google Earth, seleccionar por ejemplo la localidad bonaerense de Cañuelas, o también en Córdoba, Tucumán o la Mesopotamia, y compararlo con ese mismo sitio en el tiempo. Simplemente con ir 15 ó 20 años atrás se puede ver que el proceso de expansión de la acacia negra es muy grande, tanto en los campos ganaderos como en los bordes de algunos campos agrícolas”, afirmó.

Fuente: AGROVOZ

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Últimas noticias

Llega la Cómic Córdoba a Alta Gracia

Belén Altamira

Apple lanzaría un nuevo smartphone: económico e ideal para manos pequeñas

Belén Altamira

Plaza Cielo Tierra: Un lugar para maravillarse y conectar con el universo

Pereyra