AG Noticias
Actualidad

Breve reseña de Bajo la misma estrella

Este libro fue el primer éxito masivo de ventas del escritor de literatura juvenil John Green. Antes de escribirlo, había publicado algunos cuentos aislados en revistas y algunas novelas cortas que si bien ganaron premios, no tuvieron un éxito descomunal.

Nadie sabe qué fue exactamente lo que desató la pasión de los jóvenes lectores por Bajo la misma estrella. Tal vez fue porque retrata una historia de amor que se aparta de los márgenes convencionales, o tal vez porque profundiza sobre un tema que hasta ese entonces era tabú, la enfermedad del cáncer. Sea por lo que fuera, la aceptación del público hacia esta historia se hizo notar inmediatamente, lo que obligó a los editores a relanzar constantemente nuevas impresiones que se agotaban apenas llegaban a las librerías.

Muchas otras reseñas de libros de este mismo autor identifican en el conjunto de su obra un interés particular por la búsqueda. En la trama de sus tres primeras novelas: Buscando a Alaska (2005), El teorema de Katherine (2006) y Ciudades de papel (2008), se puede ver notablemente cómo un personaje extrovertido y misterioso despierta el interés de otro más tímido e inocente. A lo largo de un viaje de descubrimiento —que puede ser hacia otra ciudad, como en Ciudades de papel, o hacia otro continente, como en Buscando a Alaska—, los protagonistas se conocen a sí mismos a medida que persiguen a este otro personaje que es el objeto de su deseo y de su interés. No es la intención de esta nota hacer un spoiler sobre la trama de cualquiera de estos libros, por lo que el lector curioso deberá identificar por sí mismo qué personaje cumple cada rol en las diferentes historias y cómo se produce el desenlace final, que en todos los casos es impactante y certero.

En Bajo la misma estrella esta misma dinámica no se da de esta manera. Podría decirse que no hay un solo protagonista sino dos, Augustus Waters y Hazel Lancaster. En las idas y vueltas de su relación se producirán revelaciones que nos conmoverán hasta lo más profundo, mostrándonos el interior de la condición humana en toda su fragilidad. John Green es un maestro en la construcción de situaciones muy sensibles que se muestran de manera amena y con mucho tacto.

El lector deberá seguir paso a paso los cambios en el ánimo de los personajes, sus momentos de éxtasis y de profunda miseria y, a lo largo del libro, llegará incluso a encariñarse con los jóvenes amantes, víctimas de las circunstancias de la vida. Pero esto no es en absoluto pesimista. La construcción del relato nos da un consuelo mediante la esperanza y la asimilación de las peores dificultades. Por encima de la tristeza, se alzan los momentos felices de la vida, la belleza que le da sentido a nuestra existencia y que nos salva de nosotros mismos cuando creemos que no tenemos salida. No pierda la oportunidad de conocer esta maravillosa historia y, en el proceso, quizá llegue a conocerse mejor a usted mismo.

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Últimas noticias

Continúa el dictado del Plan de Capacitación en Seguridad e Higiene

Micaela Ibos

Inforest: fabrican equipos para el fuego y los envían al Amazonas

Florencia C.

Llaman a licitación para explotar locales comerciales del Monumental

Gamero