AG Noticias
Locales

Carta abierta a Mónica Prada, designada al frente del Consejo de la Mujer de Alta Gracia

Carta abierta a Mónica Prada, designada al frente del Consejo de la Mujer de Alta Gracia

Gabriela Weller es una reconocida periodista, Magister en Género y Cultura y miembro de la Red PAR (Periodistas argentinas en red por una comunicación no sexista), y eligió hacer pública su posición ante declaraciones realizadas por Mónica Prada, la persona designada como nueva titular del Consejo de la Mujer de la Municipalidad de Alta Gracia.

Es una Carta Abierta fijando postura sobre los dichos de la funcionaria. Este es el texto de lo que ella misma denomina

Carta abierta a Mónica Prada, designada al frente del Consejo de la Mujer de Alta Gracia

Sra. Mónica Prada,

Me veo en la obligación moral de escribirle públicamente, a propósito de su designación al frente del Consejo de la Mujer. A juzgar por sus recientes declaraciones ante un medio local, debo decirle que no ha valorado usted la magnitud, la complejidad ni la seriedad de los problemas a los que se enfrenta.

No dudo de su ánimo ni de su buena voluntad cuando expresa que “Nos tenemos que unir porque hay algo fundamental, que somos todas mujeres”. Si ese es su objetivo, si tales son las políticas públicas que se pretenden impulsar, el gobierno de la ciudad está actuando, como mínimo, con una gran irresponsabilidad. Y Usted, aceptando esta designación, no se ha detenido a pensar ni por un momento cuál es la situación, cuáles son las urgencias de las mujeres y cuál es la inmensa responsabilidad que le cabe desde ese lugar institucional.

El tema no es la unidad, Sra. Prada. El problema es la situación de vulneración de derechos de las que somos objeto, tanto por la crueldad de esta situación económica, que golpea con particular ensañamiento a las mujeres, como por la tremenda escalada de violencia hacia nosotras, por el simple hecho de ser mujeres.

¿Sabe Usted que hace poco más de un mes asesinaron a Aydeé Alejandra Palavecino, de 18 años, en la localidad vecina de Anisacate? ¿Ha pensado que sus diferencias con las feministas son totalmente absurdas, porque son ellas y el movimiento de mujeres de Alta Gracia en general, las únicas que denuncian la situación y promueven acciones concretas para frenar la ola de femicidios, comenzando por la prevención? ¿Conoce usted los datos más básicos y espeluznantes que recogen las estadísticas?

Carta abierta a Mónica Prada, designada al frente del Consejo de la Mujer de Alta Gracia

En la Argentina una de cada tres mujeres sufre o sufrirá abusos a lo largo de su vida. En nuestro país se produce un caso de violencia extrema cada 28 horas. En lo que va del año los femicidios ascienden a 134 casos a nivel nacional, 12 de los cuales son en Córdoba.

¿No piensan hacer nada, Ud., el actual y el próximo intendente, para dar un anclaje local a la Ley 26.485 (2009) para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales? ¿Saben ustedes que la Ley 26.150 (2006) de Educación Sexual Integral, ha demostrado ser una herramienta fundamental para educar a los niños, niñas y jóvenes en la prevención de la violencia y que sólo se imparte excepcionalmente en las escuelas locales, por voluntad y esfuerzo individual de algunas docentes?  ¿Son conscientes de que la relación entre el Consejo local y el Polo de la Mujer provincial es escasa o directamente nula? Más allá de su voluntad, los tribunales locales están desbordados frente a la cantidad y complejidad de las denuncias. El área de Familia no logra dar respuesta a tantos y tan variados casos que, de contar con los recursos necesarios, podría impulsar masivamente medidas preventivas.

Carta abierta a Mónica Prada, designada al frente del Consejo de la Mujer de Alta Gracia

Los cursos de costura o el coaching para las mujeres de nuestra ciudad podrían causar gracia, si no fuera porque asistimos a una situación de extrema gravedad. Nos están matando, Sra. Prada, por femicidios o por falta de apoyo a las familias más vulnerables, al frente de las cuales está mayoritariamente una mujer.

“La idea es empoderar a la mujer de Alta Gracia, a Doña Juana, y que ella se descubra como mujer”, dice Usted. ¿Se descubra como mujer, lo está diciendo en serio? “Doña Juana” -en caso de remitir, con una expresión poco feliz, a una suerte de mujer común– sabe muy bien cuál es su realidad: es pobre; tiene un trabajo precario o sobrevive con alguna ayuda del gobierno o de las organizaciones sociales; es madre de hijas e hijos expuestos a múltiples violencias; se le vuela el techo con la primera tormenta; está mal alimentada; a duras penas llega al dispensario donde falta de todo. Y sin embargo sigue adelante…o no.

Cuando todavía lloramos por nuestra vecina Aydeé Palavecino, despertamos hoy con la noticia de un nuevo femicidio en Córdoba. Se llamaba Giuliana Marianela Silva, tenía 19 años y su expareja la asesinó a balazos. No podemos mirar para otro lado con la excusa de las competencias provinciales o nacionales. Siempre se puede y se debe hacer algo más.

Párrafo aparte merecen las decisiones del actual intendente Facundo Torres Lima. Flaco favor le hace a las instituciones y a las mujeres de Alta Gracia poniendo y sacando funcionarias según los vaivenes políticos particulares, de espaldas a las necesidades urgentes de las mujeres de la ciudad.

Carta abierta a Mónica Prada, designada al frente del Consejo de la Mujer de Alta Gracia

Recientemente y gracias al impulso de las feministas a las que usted, Sra. Prada, se refiere con cierto desdén (“No es que vamos a trabajar solamente en lo que es Ni Una Menos, ni en lo que es el feminismo. No. Nosotros somos bastante amplios y lo vamos a seguir siendo”) se logró la adhesión de la ciudad de Alta Gracia a la “Ley Micaela”, de capacitación obligatoria en género para todas las personas que integran los tres poderes del estado, que en su artículo 1 establece la capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres, para todas las personas que se desempeñen en la función pública en todos sus niveles y jerarquías. Debiera aprovechar esta oportunidad.

Porque si la única política pública del Consejo de la Mujer que puede citar es la promoción de la adopción de perritos abandonados, le digo que me alegro por los animalitos, pero Usted se equivocó de lugar. En ADMA están muy necesitados de gente, aunque sin sueldo ni cargo, para continuar con su loable tarea.

(*)Gabriela Weller es Licenciada en Comunicación, Magister en Género y Cultura y miembro de la Red PAR (Periodistas argentinas en red por una comunicación no sexista)

Si sos víctima de violencia de género o conocés a alguien que necesite ayuda, comunicate a la línea nacional y gratuita 144, que funciona todos los días del año, las 24 horas. También podés dirigirte al Polo Integral de la Mujer (teléfono 0800 888 9898, Entre Ríos 680, Córdoba Capital).
 

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Últimas noticias

A participar: se lanzó el “Rally Espacial” para todos los niños en su día

Gamero

Por mayoría, el Concejo Deliberante aprobó las PASO para Intendente

Gamero

Educación sexual: enseñando a quienes van a enseñar

Gamero