AG Noticias
Internacionales

Detuvieron a dos turistas argentinos por dañar y defecar en el templo de Machu Picchu

Detuvieron a seis turistas de diferentes nacionalidades, entre ellos dos argentinos, por ingresar y dañar zonas prohibidas del Machu Picchu, en Perú.

Los argentinos se identificaron como Leandro Sactiva (32) y Nahuel Gomez (28). De acuerdo con las primeras actuaciones policiales, Leyva comunicó que se halló en el Templo del Sol “la fractura de un elemento lítico, que se desprendió de un muro cayendo y provocando una hendidura en el piso”.

Ademas del daño al lugar, las autoridades encontraron en el famoso Templo del Sol restos de deposiciones humanas.

Los seis turistas están detenidos y son investigados por el ministerio Público por el presunto delito contra el patrimonio cultural”, informó el coronel Wilbert Leyva, jefe de la región policial del Cusco.

Las detenciones se realizaron el domingo pasado. Los guardaparques y la policía de Perú encontraron a los turistas en el Templo del Sol, cuyo ingreso está restringido por razones de seguridad.

Según informó Página 12, el jefe del Parque Arqueológico Nacional de Machu Picchu, José Bastante, pidió acelerar las investigaciones para determinar responsabilidades. La ley peruana sanciona a quienes dañan el patrimonio cultural con penas de prisión de al menos cuatro años.

Machu Picchu está localizada sobre la cima de una montaña de 2.400 metros, unos 80 km al noroeste de la ciudad de Cusco. Debido a la espesa vegetación que la rodea, la ciudadela no se percibe desde el llano.

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Últimas noticias

En noviembre ejecutarían al cordobés Víctor Saldaño en Estados Unidos

Pereyra

MANO AMIGA POR HAITÍ. De Alta Gracia al mundo

Florencia C.

Alerta mundial por un virus que dejó 17 muertos en China y 500 infectados

Renata Palazzi