AG Noticias
Locales

José Felipe Buteler: el gran cura gaucho del Valle de Paravachasca

José Felipe Buteler: el gran cura gaucho del Valle de Paravachasca
Repasamos algo de la historia del cura gaucho, que hasta el día de hoy perdura en la conciencia de muchos serranos de nuestro Valle de Paravachasca.

José Felipe Buteler nació en Los Molinos, el 21 de agosto de 1887, siendo sus padres Diego Buteler Torres y Matilde Martínez.

Diego y Matilde tuvieron 15 hijos: Diego Alfredo, José Leopoldo, Justa Matilde, María del Pilar, Olegario, José Felipe, Virginia Rita María, Clara Ramona, Alfonso María, Eva Rita, Florencia Esther, Antonio Alejandro, Ana Rosa, Gaspar Raúl y Lucía Felipa.

De los quince hermanos, cinco fueron religiosos: Leopoldo Buteler, que se desempeñó como Obispo de Río Cuarto; Justa Matilde y María del Pilar que vistieron los hábitos de sendas Órdenes Religiosas; Alfonso María Buteler, quien llegó a ser Obispo de Mendoza; y José Felipe, nuestro cura gaucho.

Con un poco más de doce años, ingresa al seminario en marzo de 1900, ordenándose sacerdote el 2 de diciembre de 1911.

Y fue un 25 de abril de 1932, cuando se lo designó como cura párroco de Alta Gracia, la cual era una parroquia amplia y difícil, pero de ilimitadas posibilidades.

Un 25 de abril de 1932, cuando se lo designó como cura párroco de Alta Gracia,

La jurisdicción se extendía desde cerca de Río Segundo hasta la Sierra de Achala, y desde Malagueño hasta Santa Rosa y San Agustín.

EL CONSTRUCTOR DE CAPILLAS

Puesto en funciones, Buteler se abocó a la tarea de incentivar a sus feligreses para que cada pueblo o paraje tuviese su Oratorio o su Capilla.

Uno de esos emprendimientos fue construir la Capilla de Despeñaderos, pero una vez inaugurada, fue el detonante para que otras comunidades tuvieran la suya.

Con el paso del tiempo, otros pueblos se sumaron al afán de construir sus capillas: Monte Ralo, Rafael García, Lozada, La Serranita, Paso de Garay, Loma Alta, Champaquí, y Villa Oviedo en Alta Gracia.

También amplió y restauró las ya existentes en Cosme y Falda del Carmen, e inició la construcción de las capillas de Anisacate y San Clemente.

José Felipe Buteler: el gran cura gaucho del Valle de Paravachasca
La Capilla de la Merced, en San Clemente, fue construida en 1947 gracias el impulso del Padre José Buteler

FUNDADOR DEL ESCUADRÓN DE LA VIRGEN

De vuelta de celebrar una novena en Loma Alta, se le ocurrió al Padre Buteler la idea de formar un Escuadrón de la Virgen.

Para participar del mismo, debían confesarse y comulgar y al momento del desfile, debián hacerlo en orden, sin fumar, sin bulla y vistiendo sus mejores galas.

La idea creció y se expandió, por ello, actualmente, en cada celebración de la Virgen de la Merced, miles de gauchos desfilan conformando el Escuadrón.

Desfile de la Agrupación Gaucha Padre Buteler en Alta Gracia

SUS ÚLTIMOS DÍAS

Lo vieron pasar las sierras, lo vieron visitar los ranchos, lo conocieron todos los senderos. El Padre Buteler se sentaba junto a los serranos, les conversaba y convencía.

Enfermo de cáncer, fallece en la casa de su hermana Virginia, en Córdoba, el 23 de noviembre de 1948, soportando una prolongada agonía.

Hoy sus restos descansan en el templo jesuítico y junto al Padre Viera, es uno de los sacerdotes más recordados por la comunidad de Alta Gracia y la región.

Placa recordatoria al Padre José Buteler en Alta Gracia
Placa recordatoria al Padre José Buteler en Alta Gracia
FUENTES: Alejandro Raúl Reyna y “Vida y obra de José Buteler”, Recopilación Biográfica de Carola Stodart de García Sorondo.

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Últimas noticias

La protesta ante el orden y la orden

admin

Locro solidario para ayudar a Víctor Hugo Giménez

Gamero

Empleados municipales deberán capacitarse en Género y Violencia de Género

admin