AG Noticias
Editorial

La interna peronista estalló como una granada en pleno Concejo Deliberante

La interna peronista estalló como una granada en pleno Concejo Deliberante

Por Juan Carlos Gamero

La interna feroz que vive el Justicialismo de Alta Gracia estalló como una granada en pleno corazón del Concejo Deliberante este miércoles cuando se desarrolló una bochornosa sesión en la cual se pretendió (incluso llegó a votarse) la suspensión provisoria del Vice Intendente -y Presidente del Concejo Deliberante- Juan Manuel Saieg, de la edil Daniela Ferrari y del Secretario Administrativo Javier Almada.

La interna peronista estalló como una granada en pleno Concejo Deliberante

La ordenanza votada hace siete días, aprobada por mayoría, a libro cerrado y sin ninguna instancia de discusión, y que le da marco al Código Electoral municipal fue la piedra del escándalo.

O mejor dicho. Fue el percutor de la bomba que hacía rato se venía acordando colocar bajo la mesa entre sectores del justicialismo afines al “torrismo” y la Unión Cívica Radical. Porque si bien nadie lo afirma, ninguno niega que esta ordenanza, maquillada como “Código electoral” es el instrumento ideal para que unos y otros puedan resolver internas que no pueden, no quieren o quizás temen resolver puertas adentro de sus partidos.

Y en el medio, está la gente…

Demora en el inicio. Presencia policial en los alrededores del recinto. Acusaciones cruzadas. La Carta Orgánica leída, interpretada y re interpretada en mil versiones; unos que se van, otros que llaman a conferencia de prensa. Los del otro lado que no se quedan atrás y convocan a los periodistas. Cuarto intermedio interminable.

La interna peronista estalló como una granada en pleno Concejo Deliberante

“Nos vamos”, dijeron unos cuando vieron que entrar en la interna del vecino es correr el riesgo de queda pegados. “Yo estoy acá, ellos  se fueron”, dice otro sin levantar el cuarto intermedio. “Que nos convoque si quiere seguir la sesión”, agregan los demás. En el mientras tanto, algunos aseguran que desde el teléfono de un alto (muy alto, altísimo) funcionario local habrían llamado una y otra vez instando con espíritu casi deportivo a que siguieran adelante con la suspensión de Saieg y compañía… Papelón. Papelonazo.

Y en el medio está la gente…

La gente que forma parte de la vida política de la ciudad y a la que nunca nadie les consultó por esta ordenanza; la gente que se sintió vulnerada en sus derechos democráticos. La que integra partidos minoritarios, pero que representan a un sector de la ciudad que se sintió ninguneado.

Pero también la gente. La que no participa en política, pero que votó a concejales para que trabajen por sus problemas, por sus necesidades. La gente a la que no le importa si un partido no está en capacidad de resolver su interna política en una mesa de la Unidad Básica o del Comité.

La interna peronista estalló como una granada en pleno Concejo Deliberante

El final es incierto. Saber hoy qué sucederá con la bendita ordenanza votada sin que nadie conociera su texto es todo un misterio. Conocer el capítulo de cierre de esta mala telenovela de miércoles por la mañana es un misterio.

Aunque lo nieguen y lo califiquen de “exagerado”, lo de esta mañana fue un claro intento de golpe institucional a las autoridades del Poder Legislativo local, con la sola intención de hacer ver quién manda en esta guerra declarada.

El problema es que en medio, está la gente…

 

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Últimas noticias

Télam tiene futuro… con menos voces y más recortes

Belén Altamira

Pasión y razón: ¿ el despertar de la política?

Gamero

Renovar el compromiso con la honestidad informativa

Gamero