AG Noticias
Nacionales

La mamá de uno de los rugbiers renunció a su cargo en el Estado

La arquitecta, Rosalía Zárate, madre de uno de los rugbiers acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa, renunció a su cargo como secretaria de Obras Públicas de la ciudad de Zárate. 

La mujer explicó que «no se encuentra ni física ni mentalmente en condiciones» de continuar su tarea informó Página 12. La exfuncionaria viajó a Villa Gesell apenas tomó conocimiento de lo ocurrido con los rugbiers, razón por la que estaba de licencia.

Según trascendió en las últimas horas,Zarate presentó su renuncia a la secretaría de Obras Públicas. Mismo día en el que vecinos de la localidad marcharon para reclamar que los culpables sean condenados.

Zárate es la mamá de Máximo Thomsen de 20 años, uno de los rugbiers que está más comprometido judicialmente por el homicidio de Fernando. Se debe a que en las ruedas de reconocimiento realizadas, el joven estuvo señalado por cinco testigos diferentes como uno de los principales autores del ataque. De acuerdo con la declaración de uno de los testigos, «le pegó a Fernando cuando estaba de rodillas y ya inconsciente».

La próxima semana se realizarán las pericias de rastros a la ropa y zapatillas secuestradas que echaran mayor claridad al caso. Se espera que el martes próximo, una vez que finalicen las ruedas de reconocimiento, los diez acusados sean trasladados a la Unidad N°6. Allí serán alojados en el sector de alcaldía, una zona separada la población carcelaria más peligrosa. 

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Últimas noticias

Salta declaró la emergencia sociosanitaria: son seis los niños fallecidos por desnutrición

Renata Palazzi

El Gobierno congelará las tarifas hasta junio y rebajará el precio de los medicamentos

Renata Palazzi

Vuelven las clases a la UNC: hubo acuerdo gremial

Belén Altamira