AG Noticias
Policiales

La necesidad de contar con una grúa de auxilio es el nuevo «cuento del tío»

En la ciudad de Alta Gracia ya hay personas que han recibido llamadas de un «supuesto familiar» que se le ha roto el auto y que les pide dinero vía transferencia bancaria para poder pagar el servicio de grúa o auxilio.

Una nueva oleada de intentos de estafas telefónicas se han registrado, y continúan registrándose, en los últimos días en nuestra ciudad: y ahora con una nueva modalidad: familiares que se han quedado varados en distintos puntos del interior por problemas en los vehículos, sugiriendo el pedido de dinero para pagar los servicios de grúas.

Las llamadas son realizadas a teléfonos fijos y empiezan diciendo: “Hola tía, tío, primo o prima”. Si la víctima se apresura a decir el nombre de su supuesto familiar, el estafador pasa a la siguiente fase. Si la víctima repregunta por el nombre de ese familiar que está llamando, puede que la llamada se corte o se prosiga a pura improvisación.

En muchos casos la víctima menciona el nombre y se activa el paso siguiente: el estafador dice que tenía pensado ir a visitarlos y darles una sorpresa, pero no les quedó otra que llamarlos para pedirles ayuda ya que se descompuso su auto en pleno viaje.

La ayuda consiste en que se debe depositar una suma de dinero a través de un sistema de pago rápido o transferencia bancaria, a la cuenta de una persona que, supuestamente, es la dueña de una grúa que llevará a remolque el vehículo hasta el lugar de destino. A su vez, el supuesto familiar, promete que una vez que llegue a destino devolverá la plata prestada. Por supuesto que todo es mentira, y una vez hecho el depósito nunca más habrá noticias de ese dinero.

En uno de los casos que tuvo lugar en nuestra ciudad con esta modalidad, que por suerte no llegó a concretarse, se les pedía una suma de 30 mil pesos, o la mitad del monto anterior a modo de seña, para así poder pagar al servicio de auxilio o grúa mecánica. Esto debía hacerse a través de una transferencia bancaria o en un local de «Pagofácil» o «Rapipago».

A su vez, en este intento de estafa telefónica, se utilizó a la víctima como mediador para llamar al servicio de auxilio, que cabe aclarar, en esta ocasión, poseía una característica telefónica de la provincia de Río Negro (0294).

RECOMENDACIONES:

Los llamados son realizados al azar, generalmente a teléfonos fijos. Cuando advierten que son personas mayores las que atienden, se refieren como familiares. O preguntan ¿quién habla? para comenzar a obtener información que les permita desplegar este accionar. A partir de allí van hilvanando la información.

La excusa puede ser la asistencia mecánica o de grúa, cambios de billetes, cobradores de deudas o entrega de premios, entre otras.

Por eso siempre se sugiere no brindar nombres de familiares o amigos, ni datos de cuentas bancarias o tarjetas. Lo mejor es cortar la comunicación e intentar contactarse con el familiar mencionado en la llamada telefónica.

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Últimas noticias

Choque múltiple en Ruta C-45: el autor del siniestro se dio a la fuga

Pereyra

Arrastraba a un perro con su moto: fue detenido y luego puesto en libertad

Gamero

Despeñaderos: apareció una bicicleta entre los pastizales

Gamero