AG Noticias
Ciencia-y-Tecnología Policiales

Pedofilia en la web: Cómo investiga la policía estos delitos

Luego de la detención de dos personas -el pediatra del Garrahan y el joven de Río Tercero- por el delito de tenencia de pornografía infantil, la División de Delitos Cibernéticos contra la Niñez y Adolescencia de la Policía Federal explicó como a través de la base de datos que gira Interpol consiguen los videos e imágenes con contenido pornográfico infantil y el número identificatorio para comenzar la investigación.

La pornografía infantil es uno de los delitos que circulan por la “Deep Web” o internet oculta, es decir una red secreta donde no hay control alguno sobre lo que allí circula, en donde no es posible acceder a través de los motores de búsqueda tradicionales.  Para ingresar a esta Deep Web es necesario obtener una aplicación denominada Thor, la cual se anexa con otras aplicaciones que ocultan el IP para que no pueda ser rastreado.

El objetivo de Interpol es verificar el lugar de procedencia de ese material delictivo, luego se envía el paquete de investigación  a la Policía con el material probatorio, a través de una base de datos que se llama ICSE –base de datos internacional sobre explotación sexual de menores-, que es donde están cargados todos los videos e imágenes que fueron investigados por las bases de Interpol en todo el mundo.

A partir de ese momento, las fiscalías especializadas, en este caso, en ciberdelincuencia, hacen un “análisis de intervención”.  Luego, el fiscal de la División solicita a las empresas que aporten datos de esa conexión, números de teléfono y direcciones. A partir de estos datos, se realizan tareas investigativas para verificar la existencia de la o las personas involucradas. Una vez que la División de Delitos Cibernéticos contra la Niñez y Adolescencia tiene los datos chequeados, hacen la solicitud al fiscal para realizar un allanamiento y este, se lo remite al juez. 

En este allanamiento se secuestra todo aparato donde haya almacenamiento de datos. Luego se realizan pericias en el material secuestrado, se estudia el alcance y los sitios en donde fue distribuido.

Con respecto al caso del pediatra que trabaja en el Hospital Garrahan y el joven de Río Tercero, ambos acusados por el delito de distribución y producción de pornografía infantil, están bajo la investigación de la División de Delitos Cibernéticos contra la Niñez y Adolescencia de la Policía Federal que posee jurisdicción en todo el país.

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Últimas noticias

San Nicolás: allanaron su casa y le encontraron de todo

Gamero

Robó en Anisacate, lo detuvieron en barrio El Cañito

Gamero

Operativo en barrio Cafferata: cayó preso por venderle droga a menores

Gamero