AG Noticias
Locales

“Se esperan más de 1.000 casos de violencia familiar”

Violencia familiar en la ciudad

Guiado por estadísticas previas, así lo auguró el fiscal Alejandro Peralta Otonello. A lo largo de este año y hasta octubre, se han presentado más de setecientas denuncias  por casos de violencia familiar.

La Unidad Judicial de Alta Gracia agrupa las denuncias no sólo de nuestra ciudad sino de también de localidades cercanas. Potrero de Garay, Anisacate, Despeñaderos, Santa Ana, Lozada, Bouwer, Rafael García, Villa del Prado y Falda del Carmen completan la lista. Dentro de estas diez localidades, a lo largo del año se han registrado 733 casos de violencia familiar, en su 90% respondiendo a la categoría también de violencia de género. Según los datos oficiales –tomados hasta mediados de octubre- el mes donde más se receptaron denuncias de violencia fue en marzo, con un total de 103 acusaciones.

En diálogo con el fiscal Alejandro Peralta Otonello nos afirmó que se espera que el año finalice con más de 1.000 casos de este tipo.   

La ley nacional Nº 24.417, apunta a la Protección contra la Violencia Familiar. Sancionada en 1994, la norma expresa en su artículo 1° que “Toda persona que sufriese lesiones o maltrato físico o psíquico por parte de alguno de los integrantes del grupo familiar podrá denunciar estos hechos en forma verbal o escrita ante el juez con competencia (…)”.  De esta manera, dentro de esta categoría se enmarcan un variado espectro de sucesos. Peralta Otonello afirmaba que: “La inmensa mayoría de  casos de violencia familiar, un 90%, son violencia de género donde las víctimas son mujeres”. Mientras que el otro porcentaje corresponde a situaciones en las que la víctima es un niño o una niña, como en los casos de abusos sexual intrafamiliar.

Dentro de este menor porcentaje, se encuentra el reciente caso de un abuelo denunciado por una de sus nietas quien lo acusa de haberla abusado sexualmente. Tras investigaciones, el caso fue cobrando cuerpo y terminó con la aparición de tres víctimas más y una cuarta en investigación.

“Todo caso de violencia familiar es en su mayoría de género”

Teniendo en cuenta las definiciones legales, dentro de la violencia familiar se incorporan todos aquellos casos de violencia hacia mujeres. Pero no así a viceversa, ya que la violencia de género ‘pura’ tendría que ver con algún hecho de agresión contra la mujer pero sin tener relación alguna. Estos sucesos no son frecuentes, afirmó el fiscal, quien enmarcó dentro de esta categoría el caso de Silvia Maddalena

En cuanto al tratamiento judicial en general, Peralta Otonello aseguró que la mayoría de las denuncias se convierten en casos judiciales, a no ser que no se haya cometido algún tipo de delito. Agregando que gran parte de las acusaciones tienen un hecho delictivo detrás, principalmente, golpes.

En cada una de estas exposiciones, el personal judicial intenta retrotraer las declaraciones a hechos anteriores para poder constatar si ha habido o no delitos como coacción, lesiones o abusos.

“Se ha incrementado mucho la violencia en las parejas adolescentes”

De esta manera, vemos que la violencia familiar incluye las agresiones o abusos que puedan percibirse dentro del ámbito de los vínculos; incluidas las relaciones de noviazgos, ex parejas, etc.

Además existe una veta judicial de ‘violencia de género transversal’ en la que se involucran todas las agresiones que recibe un tercero con el fin de dañar directamente a otro. Por ejemplo, el hecho policial que se dio en Alta Gracia en el que el ex novio de una joven  baleó a la actual pareja de ella con el fin de dañarla.

A raíz de esta globalidad de relaciones que acapara un sinfín de vínculos, es que las denuncias recibidas contemplan diferentes categorías familiares. Pero según lo recabado, las denuncias que se han incrementado en el último tiempo han sido las de parejas adolescentes y de adultos mayores. En cuanto a las primeras, “[los abusos] se relacionan siempre a las redes sociales, a amenazas, agresiones o al sometimiento a través del celular”, confirmó el fiscal.

“Hemos tenido casos de chicos de 18 años presos en Bouwer con condenas altas por haber roto celulares a sus parejas. Ese sometimiento y  dominación, son casos de violencia familiar y en general, de género”, aseveró Peralta Otonello.

Quien además asegura que también ha habido denuncias de violencia en parejas menores de edad. Pero en estas oportunidades la Unidad Judicial no interviene sino que asume el rol el Juzgado Penal Juvenil.

Reforzando la idea antes mencionada que  el sometimiento se da en a través de las redes sociales en su mayoría.

A nivel provincial, durante el 2018 se registraron 52.818 denuncias por violencia familiar. Mostrando un creciente aumento con respecto al 2017, donde se registraron 45.487 casos. Si bien, a nivel Córdoba la tendencia va en aumento particularmente en la ciudad no se ha registrado este incremento abrupto. Finalmente, desde la fiscalía se espera cerrar el 2019 con un poco más de mil casos de violencia familiar. Una cifra que se mantiene desde hace algunos años atrás.

Será cuestión de reforzar las políticas públicas que apelen a construir lazos sanos, a alentar el empoderamiento femenino y a desenmarañar los patrones culturales de dominación para lograr así que estas estadísticas disminuyan.

Comentar con Facebook

AGnoticias no se hace responsable ni partícipe de las opiniones vertidas por los usuarios de esta sección. Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

Últimas noticias

Buscan brindar clases gratuitas de cocina saludable

Belén Altamira

Mañana viernes, gran Feria del Instituto Paulina Domínguez

Gamero

Por asambleas, por ahora sin transporte interurbano

Gamero